Dios es quien es…


|

Dios siempre es y nunca cambia. Dios es quien es por lo que es... ¿Quién es para ti? Toma un momento para ver está prédica y rompas las leyes de la naturaleza con el Poder Sobrenatural de Dios!

Descarga el audio en formato MP3 GRATIS Aqui

Dios es quien es por lo que Él es…

El nombre propio de Dios es “Yo Soy”. De ese nombre se derivan 360 otros nombres de los cuales la iglesia conoce sólo 7. Cada uno de esos nombres revela las promesas de Dios para Su pueblo y Su Naturaleza.

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos. Hebreos 13:8

Nosotros servimos a un Dios quien siempre es y nunca cambia. Puedes enfrentar la prueba más grande que exista pero en medio de todo sabes que Dios es Dios. Él es y siempre será el mismo. Todo en Dios comienza con “ser”. Tú no “haces” para “ser”, tú “eres” para “hacer”. En otras palabras, tú no “haces” cosas para “ser” algo. Primero eres alguien y luego actúas en eso.

Dios es Sobrenatural

Dios es sobrenatural, lo cual significa que Él está más allá de las leyes de la naturaleza. Dios es aquel que creó las leyes de la naturaleza y puede romperlas cuando quiera. Cuando Él quiere hacer un milagro por Su pueblo por amor a Su pueblo, las suspende y las rompe cuando Él quiera. ¿Qué te dice esto? ¡No le pongas límites a Dios!

Dios está más allá de la enfermedad, explicaciones, tiempo, espacio, materia, más allá de las leyes de la naturaleza, y más allá de las situaciones temporales. Si puedes explicarlo, no es sobrenatural. No trates de explicar los milagros de Dios, sólo cree porque si crees, ¡alcanzarás la gloria de Dios!

El Plan de Dios…

El plan de Dios siempre es romper las leyes de la naturaleza para Su pueblo y a través de él. Es tiempo de dejar que Dios te use para romper las leyes de la naturaleza. ¿Cómo? Cuando oras por un milagro y ese milagro sucede, es Dios rompiendo las leyes para alcanzarte a ti y a otros. ¡Quítale los límites a Dios!

La fe es la atmósfera del cielo porque Dios dice “Yo Soy”. Todo lo que Él tiene que hacer es pensarlo y está hecho. Cuando Dios da una revelación, es como dar a luz un niño. Nosotros somos en Él y Él es en nosotros. Si Él está en mí, ¿quién contra mí? Mayor es el que está en mí que el que está en el mundo. ¡Cree en las obras de Dios y alcánzalas en el AHORA!

 

 


Participa: