Cualidades esenciales de un Líder


|


Podemos citar un sinnúmero de cualidades que se requieren para desarrollar un liderazgo; pero solamente hay algunas que son esenciales y que deben formar parte del carácter de un líder. Un líder debe tener esas cualidades si desea desarrollar un liderazgo exitoso. Cuando los ministros buscamos líderes para tener bajo nuestra autoridad, a veces nos quejamos de no encontrarlos; pero la realidad es, que están ahí, pero no sabemos identificarlos. Por esta razón, a continuación estudiaremos el perfil o las cualidades esenciales de un líder.

Cualidades esenciales de un líder:

1. disciplina: Es la palabra griega “enkrateia”, que significa tener control y dominio sobre uno mismo. Es abstinencia de excesos y autocontrol, tiene el sentido de ser perseverante. Es tener una vida balanceada en todos los aspectos, sin caer en los extremos, ni dejarse controlar por los deseos y pasiones de la carne.

“25Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.” 1 Corintios 9.25

2. propósito: El propósito es la llave fundamental para llegar a ser un líder. Quien no conoce el propósito de Dios en su vida, es una persona sin dirección, sin motivación y sin pasión. El propósito es la intención original para la cual fue creado algo.¡Dios nos hizo con un propósito! Un líder conoce cuál es la voluntad de Dios para su vida, conoce el propósito para el cual fue creado, sabe cuál es su destino, su llamado y su pasión.

3. La integridad: Es la habilidad de ser el mismo en público y en privado, sin dobleces; es permanecer en control aun bajo gran presión. La integridad es una virtud del carácter para un verdadero líder; crea confianza y es necesaria en un líder para que le sigan.

“7Preséntate tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza, mostrando integridad, seriedad”. Tito 2.7

4. La visión: Es la revelación del plan y del propósito de Dios para un hombre o una mujer, que nace en la intimidad con Él.

“18Sin profecía el pueblo se desenfrena; mas el que guarda la ley es bienaventurado”. Proverbios 29.18

5. El trato con la gente: Según tratemos a las personas, tendremos éxito o fracasaremos. Nadie quiere seguir a un líder gruñón que maltrata a la gente. Las personas buscan a alguien que las anime, las halague, que las cuide, que les dé amor, que se interese por ellas y que las discipline cuando sea necesario.

6. La búsqueda de Dios: El buen líder ha entendido que todo lo que tiene, depende de su total y absoluta dependencia de Dios. De esta cualidad, depende todo el resto de las virtudes. Por eso, es necesario tener una vida devocional con Dios estrecha, constante y profunda. La vida devocional de un líder con Dios consiste en:

  • Orar – tener comunión con el Señor todos los días.
  • Leer y estudiar la Palabra – Dios nos habla a través de su Palabra.
  • Asistir regularmente a una iglesia – para tener una cobertura pastoral.

7. Atrevimiento y con coraje: En el libro de los Hechos, es la palabra griega “parrhesia”, que significa: osadía, audacia, valor para hablar y actuar. La osadía y la audacia vienen a una persona como resultado de su comunión íntima con Dios, y no como una cualidad humana.

8. Humildad: Viene de la raíz “humus”, que significa tierra, y es de donde se deriva la palabra humano. La humildad es la habilidad para reconocer que somos humanos, y que todo lo que somos y tenemos proviene de Dios.

9.  Decisión: Cuando sabe que algo es voluntad de Dios, el buen líder toma decisiones claras y a tiempo. Un visionario puede ver, pero un líder puede decidir.

10. Fidelidad y lealtad: Es la habilidad de hacer un trabajo de continuo sin dejarlo y sin desmayar. Una persona fiel es aquella de quien se puede depender para hacer un trabajo específico y en quien se puede confiar. La lealtad es la habilidad de no traicionar a otra persona, y además, de permanecer comprometido con ella.


Participa: